353 posts en este tema

Publicado (editado)


Lr5r4xK.jpg

k2txT90.jpg

ZQhBcd9.jpg

Shiera: Ya estamos aquí Carter. Te agradezco mucho tu disposición para venir y escucharme. Porque es lo que necesito de ti. Que me escuches con atención, como yo he entendido todo lo que me has dicho desde que te has enamorado de mí. Mira con atención a las estatuas. No dejes de mirarlas mientras yo te cuento una historia sobre nosotros dos. Y deja fluir tu imaginación. Solo así tendrá sentido lo que te contaré, y sobre todo, lo que quiero decirte. ¿Quieres decirme algo antes de empezar?

qHOU7s0.jpg

Carter: Errr… Bueno…, sí. Sé que querrás una vez más persuadirme de que mi amor hacia ti es un error. Un error mortal. Pero, desde lo más profundo de mi corazón me adelanto a decirte que es inútil lo que me digas. Simplemente es un sentimiento que no puedo detener. Ahora mismo, al estar a solas contigo en este lugar, algo en mí se agita, algo en mí se revuelve y me produce un incendio. ¡Quisiera abrazarte, besarte, estrecharte! Shiera, te amo… simplemente, te amo…

Shiera, muy conmovida, luchaba para no ceder. Una palabra mal dicha, o mal entendida, podría llevarla a arrojarse a los brazos del joven halcón.

Shiera: ¡Siete cielos Carter! Yo… yo, yo te quiero mucho, mucho, mucho. Sin embargo, no debo permitir que ambos nos cerremos a un camino distinto al que hemos recorrido en otras vidas. Bien sabes que cuando una Dama Halcón y Hawkman se enamoran, sentencian su muerte en un muy breve lapso. Yo quiero que vivas, querido Carter. Y tú, debes dejarme vivir también.

Sé el poderoso hombre halcón que vence a todos sus adversarios. Y esta vez, ese adversario es el sentimiento que tienes, y que yo tengo hacia ti. Sí, comienzo a amarte, locamente, perdidamente. Pero, ¡quiero vivir, Carter! ¡No me impidas este enorme deseo de vida que tengo!

Carter alcanzó a darse cuenta de que Shiera, al igual que él, temblaba de deseo, la voz de la hermosa ojiverde quebrada, como si el aspirar el vital aire le representara una horrible tortura.

LAyErpF.jpg

Carter: Vale. Te escucho. No te interrumpiré más.

Shiera: Al terminar mi relato, seguro comprenderás porqué le cierro la puerta al amor hacia ti. Escucha, estas son las estatuas de dos personas notables, una heroína y un héroe. El hombre es una de tus tantas reencarnaciones. Ahora, trata de rememorar tu vida de aquel entonces. Esfuérzate. Corría el año de 1480. El lugar era cercano a la ciudad de Dresden, en la actual Alemania. Por un extraño misterio que no he alcanzado a esclarecer, las crónicas dresdianas dan cuenta de la súbita aparición de un hombre alado. Lo conocieron como Der Falkenmann.

Carter: ¡Ah! Sí, sí… ¡Argh! La cabeza me duele si intento rememorar…

I0FQ29M.jpg

Shiera: ¡Haz el esfuerzo! Tú sabes que se trata de tus mecanismos psicológicos de defensa contra el estrés. Sé fuerte. Tu vida y la mía dependen de tu fortaleza. No dejes de observar las estatuas. Ellas parecerán cobrar vida si te dejas llevar.

Carter: ¿Pero cómo es que tú, tú…?

Shiera: ¿Por qué sé tanto? Desde los 14 años, estando con mi familia cerca de una playa en la Dominicana, ví a un chiquillo que no dejaba de observarme, fijamente. Me paralicé.

Jg8Ngtp.jpg

Esa misma noche comencé a tener sueños con el niño, con mujeres aladas, conmigo misma alzando el vuelo mientras vestía un traje verde y escarlata.

2w6Ynby.jpg

Era el llamado de Hawkgirl.

mGZRc2e.jpg

Lo supe bien. Le conté a mi hermano Demetrio, y desde entonces, los dos juntamos montones de información sobre el Clan Halcones. Leyendas, rumores, historias, mitos. Sabía yo que en ese conocimiento mi vida iba de por medio, ¿me comprendes?

56D6NHP.jpg?1

Y ese niño de unos diez años con quien se cruzó mi mirada, seguramente eras tú.

JtngbeP.jpg

Tu presencia es y ha sido, a lo largo de tus reencarnaciones, una especie de “gatillo” para que en algunas mujeres Del Bosque se nos encienda la lumbre, la quemante lumbre de la heroína Hawkgirl.

Carter: Sí, sí. Ahora que lo dices. Yo tenía diez años de edad. Estaba en la República Dominicana. Mi madre tuvo que darme unas ligeras bofetadas para despertarme de un raro y prolongado letargo, pues yo miraba a una guapísima niña de 14 o 15 años, y de inmediato, mi mente se puso a construir imágenes de los dos tomados de la mano mientras volaban y se reían con las nubes, el cielo abierto, los pájaros.

2fbl29a.jpg?1

Tuve fiebre en los dos días siguientes. Y desde aquel día, hasta hoy, nunca dejé de soñar con esa niña. ¡Eras tú!

JRWvXuQ.jpg

Shiera: ¿Lo ves? Ese letargo, parecido a un ataque de sonambulismo, se debe al hecho de que tanto tú, como las chicas halcón, luchan y se defienden para evitar el encuentro mutuo. Y eso es porque ellas y él saben que ese encuentro es como encender a la mecha que conducirá a la explosión de dinamita. A partir de ahí, pueden ser enemigos, aliados, o amantes. Siempre es un libro abierto, dependiendo de la psicología de cada una de ellas, y de él. Con mucha fuerza de voluntad, ellas y Hawkman pueden torcer el destino, por eso es muy importante la historia que te contaré.

lVdldVk.jpg

Carter, al escuchar a Shiera, se quedaba atónito ante la inteligencia y el enorme saber de la ojiverde sobre la trágica historia alrededor del Clan Halcones. Tanta era su admiración por la hermosa Shiera, que las migrañas comenzaron a ceder. Estaba muy dispuesto a escuchar  la historia que Hawkgirl comenzaba apenas a relatar.

Carter: ¡Uf! Tu inteligencia está fuera de lo común. Tienes un don para “mirar” el interior de las personas y de las situaciones. Recuerdo que así son todas las Damas Halcón Del Bosque. En cambio, las mujeres Thalak, son menos…. ¿cómo lo diré?

Shiera: ¡Suficiente! Ni tú ni yo tenemos derecho a juzgarnos unos a otros.

2IBr2MP.jpg

Carter: Vale… entonces…. La historia iba a empezar en el año 1480, en Dresden, actual Alemania.

Shiera: Esa región del Sacro Imperio Germánico estaba bajo el sabio dominio de una notable mujer, la poderosa condesa Leona Matilde Bonadea.

Carter: ¡Sí! ¡SI! ¡LEONA MATILDE BONADEA, LA HERMOSA DAMA DEL LAGO!

RcW68vb.jpg

Shiera, sin poder evitarlo, sintió una ligera punzada de celos al notar el entusiasmo del joven halcón conforme este apasionado hombre parecía rememorar, vívida e intensamente, aquella vida suya al final de la Edad Media, vida de aventuras al lado de la legendaria Dama del Lago.

Shiera: Me da gusto que te dejes llevar por los recuerdos. Pero intenta el no interrumpirme.

Te decía, Leona Matilde Bonadea, condesa de Borgoña, a lo largo de los años anteriores había logrado liquidar a una extraña banda de brujos-delincuentes que se dedicaban a emponzoñar las aguas con una peste mortal.

No se sabe bien cómo, pero el hecho es que la condesa Leona Bonadea  recibió en custodia una Espada, llamada Excalibur. Una versión dice que unos monjes cartujos, diezmados por la banda de delincuentes, lograron llegar a la condesa Leona, famosa por su valentía, sabiduría y bondad.

Uno de los monjes le dijo a Leona Bonadea que en pocos meses, o años, iba a presentarse con ella un hombre alado, quien sería su campeón y con quien compartiría la custodia de la Espada del Poder.

idbI1xf.jpg

Leona juró que ella y sus sucesoras se harían cargo de cuidar a Excalibur. Se dice que la espada en sí misma es solo un pedazo de metal clavado en una roca. Para que adquiera su enorme Poder, es necesario que la Dama del Lago bañe a la Espada con polvo de cuerno de Unicornio.

iLs9CTX.jpg

Carter: Un Unicornio… Y su cuerno, en el cual el Arcángel Miguel fundió parte de su espada, la espada arcangélica con la que combate y mata a los más espantosos demonios… Sí, sí, continúa por favor…

54IWbLz.jpg

[La Dama y el Unicornio - Pintura de Rafael Sanzio - siglo XVI]

SPOILER - Notas sobre la pintura "La Dama con Unicornio"

Spoiler

La bella y noble dama que aparece retratada con un Unicornio en su regazo ha sido identificada con muy serias dudas como Maddalena Doni, apuntándose también a una joven de la familia Borghese o la propia hermana del pintor, Elisabetta, nacida en 1491.

El Unicornio es un símbolo de castidad, poniéndose en relación con la mirada limpia y directa de la muchacha, ofreciéndonos su carácter.

La joven se sitúa ante una logia con columnas que nos permite contemplar un amplio paisaje, relacionándose la composición con la Gioconda de Leonardo. La calidad del dibujo y los detalles serán notas identificativas de los retratos rafaelescos sin olvidar la importancia de las expresiones de los modelos, verdadero centro de atención.

 

Rafael homenajea a Leonardo en esta obra que inevitablemente recuerda a La Gioconda por la composición, la pose y el formato de tres cuartos de la retratada, que al parecer todavía es desconocida. Algunos piensan en la hermana del pintor, Elisabetta, o quizás Julia Farnesio, la amante del papa Alejandro VI, o más probablemente Laura Orsini, su hija ilegítima.

Aunque lo realmente relevante de este retrato es la figura del unicornio en el regazo de la retratada. Este animal fantástico era al parecer un símbolo de castidad, además de uno de los elementos heráldicos del escudo de los Farnesio, lo que da más credibilidad a la teoría de que la retratada es la hija del papa y la noble.

El escritor argentino Julio Cortázar nos cuenta en su "Historia de cronopios y de famas" (1962) que el unicornio, animal fálico, la habría contaminado: en su cuerpo duermen los pecados del mundo. y continúa:

"Lo que esta mujer sostiene en sus manos es la copa misteriosa de la que hemos bebido sin saber, la sed que hemos calmado por otras bocas, el vino rojo y lechoso de donde salen las estrellas, los gusanos y las estaciones ferroviarias."

Sabemos que esta obra estuvo oculta durante siglos. Algún genio anónimo de finales del siglo XVI tuvo los cojones de modificar la obra original de Rafael y pintó por encima una rueda y una palma a esta Dama del unicornio para convertirla en Catalina de Alejandríacon sus atributos de santa. Afortunadamente en 1934 la obra fue restaurada para que la disfrutamos tal y como aparece en la imagen.

Curiosamente la muchacha fue transformada en el siglo XVI en santa Catalina al añadir una rueda y la palma del martirio - sus símbolos identificativos - catalogándola como obra de Perugino hasta que fue restaurada en 1935 y considerada como obra de Rafael.

Se trata de un excelente retrato fechado hacia 1505-1506 gracias al escotado vestido, muy de moda en aquellos años iniciales del Cinquecento.

Shiera, al mirar atentamente a Carter, se daba cuenta de que el joven halcón estaba en un estado de trance hipnótico. Realmente, Carter estaba volviendo a vivir aquella etapa al lado de Leona Matilde Bonadea.

2OWNoqb.jpg

Shiera: A pesar de sus esfuerzos, la condesa Leona no podía encontrar a la mente maestra, al jefe de los brujos que diseminaban la terrible plaga. Así que por medio de varios fieles emisarios, la condesa hizo correr la voz de que necesitaba la ayuda de un médico, en concreto de un Doctor de las Plagas que fuera capaz de contener la epidemia, y de también dar con el foco del contagio.

r3ySaRL.jpg

Así, la noticia de que una condesa buscaba a un Doctor de las Plagas, llegó a los oídos de un hombre llamado Kartès Maximilien Heault.

[El apellido se pronuncia "Hol", con la hache ligeramente aspirada, como una jota suave]

Carter: ¡Ese soy YO! ¡SÍ!

ZFmC4bE.jpg

Shiera: Cuando el Doctor de las Plagas Heault se presentó ante la condesa Leona Bonadea, ella y él supieron que un nudo indestructible iba a atar sus vidas.

Después de unos meses en los que tú, Kartès Maximiliano, mostró lealtad perruna a la condesa, Leona decidió participarlo del secreto.

3JdXW5s.jpg

Así que Heault recibió la encomienda sagrada de tocar el polvo de cuerno de Unicornio, soplarlo sobre la Espada en la Piedra, sacarla de ese su nicho, y blandir a Excalibur, la Verdadera Espada del Poder.

En el acto, el antiguo Doctor de las Plagas se convirtió en «Der Falkenmann», el Hombre Halcón.

9DVD2MA.jpg

Carter: Sí, así es. Yo continuaré…. Lo puedo sentir, lo puedo volver a vivir… Falkenmann… Yo soy, Der Falkenmann… toqué el mágico polvo procedente del cuerno del Unicornio, hecho con el sagrado metal del Arcángel Miguel… Dejé de ser el Doctor de las Plagas, temido y maldecido por muchos, para ser el Hombre Halcón, maldecido y temido por otros tantos….

2h1xwRr.jpg

La Condesa Bonadea, la Dama del Lago, me otorgó la custodia de la Espada del Poder. Y con los atributos suprahumanos del Hombre Halcón, tardé cerca de cuatro años en exterminar a los propagadores de la epidemia que diezmaba a medio mundo.

rgj4XJD.jpg

Maté a todos esos criminales, unos alquimistas satánicos, liderados, desde las sombras, por el maléfico doctor y brujo Ludwig von Waltherius. Ese desgraciado sujeto era entonces el heredero de mi enemigo mortal, Hath Seth, el hijo del Chacal Anubis, el asesino de Shakhira Thalys y su consorte, yo, Khufu Hol.

SSaxoh6.jpg

La epidemia tardó unos pocos años más en desaparecer. En esos tiempos oscuros, reinaba la ignorancia, la gente creía en la realidad de la magia negra, y abundaban las acusaciones de hechicería.

Por más que Leona Matilde y yo nos esforzamos en mantener en el máximo secreto nuestras investigaciones médicas, creció imparable el rumor de que ella y yo éramos adoradores de entes malignos.

En esos años, los europeos llegaron al Nuevo Mundo, y llevaron con ellos otra epidemia maldita, la viruela, que acabó con la vida de más de 80 millones de indios americanos. Hubo sufrimiento, dolor, pobreza, nuevas plagas, y el fanatismo religioso. Quizá ha sido la época más cruel de la civilización humana.

MHQwpwr.jpg

Parecía que el Creador había abandonado a esas desdichadas, estúpidas y míseras criaturas del planeta Tierra.

Leona Matilde y yo huimos hacia una pequeña aldea a orillas del Lago Béloye, en la lejana Rusia, perseguidos por el inquisidor Luis de Gualterio.

Ahí, Leona Matilde y yo nos enamoramos. Nos casamos, tuvimos a nuestra hija Leona Charlotta Bonadea y su pequeño hermano Karl Anton Bondieu.

Leona y yo, fuimos capaces de atraernos como aliados a algunos pocos hombres y mujeres lobo. Tras unos complicados rituales, Leona logró convertir a esos licántropos en nuestros asociados. Ella tiene ese poder, el cual pudo transmitir a sus hijas, y estas, a sus propias descendientes. Así que el linaje de las mujeres Bonadea tiene el extraño don para apaciguar, persuadir y convencer a licántropos que de otra manera serían unos implacables asesinos.

wr31uZp.jpg

Temerosos de que la Espada del Poder cayera en malas manos, Leona Matilde decidió volver a clavarla en una roca perdida, a orillas del gran lago Onega. Solo una mujer de su descendencia futura, podría desclavar a Excalibur tras recitar una oración mágica. Y Excalibur, entonces aparecería únicamente ante la mujer y hombre que supiera la siguiente parte de la oración.

La Espada del Poder aparecería en medio de un gran lago, siendo blandida por una mano femenina, se dice que la mano de la original Dama del Lago, Leona Matilde Bonadea.

Mc1ig0Q.jpg

En el año 1489, yo, Kartès Heault caí en una trampa que me tendieron los agentes de los Borgia. Una daga envenenada terminó con los felices días y años vividos al lado de mi adorada Dama del Lago.

zqmyE5E.jpg

Desde entonces, yo, el hombre reencarnado en las sucesivas vidas de Khufu Hol, jamás he vuelto a encontrarme con alguna descendiente de la Dama del Lago. No por falta de voluntad de mi parte, pues mucho he deseado encontrar a las descendientes de mi propia sangre, de apellido Bonadea-Bondieu.

Pero el destino se ha empeñado en bloquear la realización de ese deseo.

Recuerdo, rememoro, vuelvo a vivir en este trance, el indomable y todopoderoso amor que tuve por Leona Matilde Bonadea, mi Señora, mi Dama del Lago………………..

2SDLxvM.jpg

[Así terminó Carter su propio relato, quedando en silencio, fijo al suelo, fija su mirada en la estatua de la Condesa Bonadea, su ama, su novia, su amante y esposa, madre de dos hijos de cuyos sucesores nada sabía….

Shiera decidió despertar a Carter de aquella profunda ensoñación, pues era claro que el joven Halcón sufría horrendos dolores al recordar a uno de sus amores perdidos, quizá el más hermoso, el más alegre y esperanzador que había tenido en su largo ciclo de reencarnaciones. Su amor por la legendaria Dama del Lago, Leona Matilde Bonadea]

Shiera: ¡Psst! ¡HEY CARTER!

Carter: ¡¿EH?! Pero, ¿qué, qué rayos… dónde estoy….? ¿Dónde está Leona? ¡AHH!

6ThiRfu.jpg

Shiera: Has regresado de un trance. Sé que te esfuerzas en no revivir tus vidas pasadas, por el dolor que te causa. Nadie, ni yo ni nadie, solo tú, sabes lo terrible que es ese dolor. Te pido disculpas, pero era necesario…. Creo que sobra el decirte por qué lo considero así. ¿Comprendes ahora, Carter?

Carter, reanimado y recobrando poco a poco una alegría de vivir que creía cancelada desde que Shiera rechazaba sus proposiciones amorosas: ¡Ah, Sí! ¡Siete paraísos! ¡Ahora entiendo!, comprendo que… que…. ¡uf!

Shiera: Dilo, dilo, querido Carter… Deseo con todo mi corazón escuchar de ti esas palabras… dilas…

Carter: Sí, ¡es posible! ¡Lo sentí, y lo siento todavía. ¡Sí! Cuando logro superar de manera sincera mi culpabilidad por la muerte de Shakhira, mis sentimientos bien pueden entregarse a una mujer que no sea la Dama Halcón… Como pasa con mi adorada Leona… ¿Dónde estará?

hwXZoAy.jpg

Shiera ahora quedó callada. Y eso, porque unas lágrimas de melancolía y de felicidad rodaban copiosas entre las mejillas del varonil y apuesto Joven Halcón.

Shiera pensó: “Y así, yo misma he cerrado el amor que empezaba a devorarme por ti, mi querido Carter.”

Hondamente conmovida, Shiera le dijo a Carter, con un tono de voz muy tierno, íntimo, amoroso:

“Quizá ella, La Dama del Lago te aguarde en este o en otro ciclo de tus vidas, Carter. Lo importante es que hayas vivido de nuevo la situación en la que puedes encontrar la felicidad por ti mismo, sin obstinarte en ligarte con Hawkgirl, o con Hawkwoman. Y así, a mí me dejarás volar, seguir mi propia ruta. ¡Ven, abrázame! ¡Abrázame, porque esta es la última vez que me verás a solas!”

Y3HlXYk.jpg

Carter: Pero, ¿POR QUÉ?

Shiera: Por lo que te he dicho. Tú y yo necesitamos volar en aires distintos, separados. De otra manera, es muy posible que caigamos víctimas de un amor que no puede ser, ¿me explico? ¡No puede ser!

Carter miró largamente los verdes ojos de Shiera. Vio temor, amor, cariño y firmeza en esa mirada.

n3WZzoA.jpg

Sintiéndose fortalecido por la rememoración de La Dama del Lago, el joven solo atinó a balbucear cuatro letras:

Vale.

Shiera: Así. Así. Abrázame. No me busques más a menos que sea una situación de vida o muerte. Y yo, debes saberlo, te quiero mucho, Carter, como no tienes idea. Por eso mismo, te pido, te ruego, te exijo que te alejes de mí. Gracias por comprenderme.

P9ZyDjc.jpg

Carter: Hasta siempre, mi hermosa. No sé si seré capaz de deponer mi amor por ti. Lo que sí sé, es que respetaré siempre tus decisiones.

FVQh43W.jpg

Shiera: Ya está. Ahora véte. Quiero quedarme sola por unos minutos. Siempre te querré, te amaré de una manera especial, Carter. Como a la niña de mis ojos...

cb9tZc0.jpg

[Y así, transcurrieron ocho largos años, desde ese 1993 hasta el día 24 del mes de julio, año  2001.

Es de noche, y Shiera acude a la cita que ella solicitó a Carter, de manera un tanto clandestina]

mWjhsbE.jpg

 

Editado por CarterHall

    Share this post


    Link to post
    Compartir en otros sitios

    Publicado (editado)


    Carter: Dime Carter. ¡Hace tanto tiempo que no tenemos un momento a solas! He cumplido cabalmente tu deseo de entonces, Shiera. Si no hubiera sido por el asunto relacionado con el Ladrón Sombrío (The Shadow Thief), yo habría seguido alejado de ti.

    Shiera: Lo sé, lo sé. Hay una razón de mucho peso por la que quise hablar contigo ahora, sucede que…

    A6EnaDU.jpg

    Carter: ¡Hey! ¡Un momento! Ya hablaremos de asuntos de súper-héroes. Primero, déjame darte mi sincero pésame por Stephen. Lo he sentido y lo siento mucho Shiera. ¿Cómo llevas el duelo?

    Shiera: Gracias, gracias. Pues, la educación de mis niñas es mi medicina. Aun no me recupero de la muerte de Stephen. Más aun porque parece que su cuerpo se lo tragó la jungla de Selvadorada. Imagina mi dolor.

    ei7F4fz.jpg

    Carter: ¡Oh! De verdad lo lamento muchísimo. Tu esposo era un hombre notable, magnífico.

    Shiera: Bueno, trato de procesar mi duelo. Aun conservo la esperanza de encontrar el cuerpo de Stephen. Sé que será muy difícil. Pero siento que debo hacerlo. Pensar en que su cuerpo está al descubierto en la selva, me irrita, me es algo intolerable. En fin. Natalia se ha ofrecido ayudarme. Vaya. Tu situación es del todo opuesta. ¡Te casarás en cuatro días!! Cuando me enteré, claro que me puse muy feliz por ti, aunque no dejaba de sentirme sorprendida, pasmada. ¡Tú, el descendiente de la realeza egipcia, casándote con una chica de otro mundo, y ni más ni menos que con la bellísima Arisya Rrhab!

    nbrUYzT.jpg

    Carter: Bueno, a Arisya y a mí nos gustaría que asistieras a la boda….

    Shiera: Gracias, pero aun siento que debemos mantener nuestros caminos bien separados Carter.

    Carter: ¿Desconfianza?

    Shiera: Algo hay de eso, la verdad, sí. Separados, hemos vivido cosas muy bellas. Pero apenas siento tu cercanía, y comienzo a sentir una gran angustia. Un mal presentimiento, si quieres llamarlo así. Muy malo, a decir verdad.

    VghZAYg.jpg

    Carter: No tienes por qué. Una vez que me case con Arisya, deberé estar con ella durante tres años Graxianos, es decir, 21 años terrestres. Solo en ocasiones de vida o muerte, me será permitido regresar a la Tierra. Además, tengo buenos contactos con el Directorio de Gobierno Graxiano. Si solicito permiso para venir a la Tierra, pongamos por ejemplo para ayudarte con la búsqueda de Stephen, no dudo en que se me franquearán las puertas.

    Shiera: No Carter. Te agradezco, pero definitivamente, NO. Debes estar con Arisya. Es la manera en que puedes romper por fin el destino de tu estirpe. No tires por la borda a esta oportunidad que te llega literalmente del cielo. En fin, espero que sigas respetando mis decisiones. No quiero que estés cerca de mí, ni de mis hijas Kendra y Ángela. Una vez más, te lo suplico, te lo exijo. No te acerques a nosotras.

    4n85fuF.jpg

    Carter, con pesar: ¡Lo pones difícil! Yo pensaba que me ibas a permitir el ser tu amigo y de las niñas.

    Shiera: Ángela y Kendra te quieren mucho. Pero he pensado en que cometí un error al abrirte las puertas de mi casa. Tú sabes por qué lo digo. Eres un imán que atrae a psicópatas sanguinarios que querrán hacerte daño haciéndolo a personas a las que quieres, en este caso, a mis hijas.

    07MBDp5.jpg

    Y eso de ninguna manera lo permitiré. Podrás llamarlas desde Graxos por videoconferencia secreta. Es lo más que puedo hacer.

    bgXJLJq.jpg

    Carter: Hum… No lo sé. Te diré una cosa. De acuerdo, me alejaré de ustedes tres. Pero permite que volvamos a hablar de una visita mía a las niñas por lo menos una vez cada dos años, en el máximo secreto. No me digas ni sí, ni no. Piénsalo. Y gracias por tus palabras sobre mi matrimonio. Es algo que yo tampoco, jamás hubiera esperado.

    Shiera: Ooookey. ¡Siete cielos! ¡Qué difícil es el hablar contigo! Vayamos al asunto que quiero plantearte. Es la Buitressa, ¡esa hija de las cien mil p.tas! Sospecho que está apunto de averiguar que tengo dos hijas, por eso es que en los días recientes se ha dedicado a profanar cuerpos de niños. ¡Maldita! ¡La odio, odio con todo mi ser a la maldita Buitressa, Carter! ¡Jamás pensé en odiar a nadie, pero esta vez….!

    OczxkFw.jpg

    Carter: Entiendo. Supongo que no quieres que me entremeta en su captura. Te o has tomado personal…

    Shiera: ¡Pues claro que me lo he tomado personal, por todos los infiernos! ¡Esa carroñera querrá hacerles algo satánico a mis niñas! ¡Por supuesto que me lo he tomado personal con esa maldita hija de la…!

    Carter: ¡Vale! Cuenta con eso. Yo no intervendré. Piensas que mi participación echará a perder tus planes. Vale. Me mantendré lejos. Pero con una sola condición. Si acaso percibes que tus hijas se encuentran en peligro extremo, llámame para darte tiempo y ponerlas a salvo. Me mantendré alejado de ti y de ellas si aceptas. Como podrás suponer, me moriría si algo malo pasa y yo no hubiera hecho nada, nada de nada para impedirlo.

    Shiera: Lo sabía. Sabía que pondrías esa condición. Está bien. Acepto. Tenemos un trato. Y bien, es lo que quería proponerte. Sigue mientras tanto tu vida. Acá seremos Natalia, Diana y yo quienes nos cargaremos a la desgraciada Buitressa. Es todo, Carter. Te felicito por tu casamiento. Me alegra saberte feliz…

    Acto seguido, Shiera quedó callada, aunque en actitud expectante, queriendo saber la reacción de Carter.

    JIzv5O3.jpg

    Carter: Hay algo en tus ojos… Tú quieres decirme algo más, ¿cierto?

    Shiera: Mil rayos, ¡sí! Dime, dime la verdad y no me mientas. No te atrevas a querer engañarme. Dime, ¿amas a Arisya?

    Carter: ¿QUÉÉÉÉ?

    Shiera: ¿A-m-a-s  a  A-r-i-s-y-a?

    S6JJWoM.jpg

    Carter: Pero como es que tú… tú…

    Shiera: Bien, bien, ya me lo esperaba, y me lo temía. Aun me amas, no puedes ocultarlo. No tienes derecho a hacerle algo así de ruin a Arisya.

    Carter: ¡Hey, no! ¡Pero! ¿Qué te pasa?

    Shiera, muy exaltada: Yo puedo ver el fondo de las personas, Carter. Es mi don, mi gracia, mi poder. No dudo en que sientas algo por esa mujer Graxiana. Sin embargo, estás enamorado de mí. Enamorado como un loco.

    s2JEnxR.jpg

    Carter: ¡Escucha! ¡No, no, no y no! Te equivocas. No sé qué infiernos has visto en mis ojos, pero lo malinterpretas. Yo amo a Arisya. Por ti siento una enorme estima, un enorme cariño por ser mi amor de adolescente, pero ya no…

    Shiera: ¿Cómo te atreves a decirme algo así?

    [Los ojos esmeralda de Shiera relampagueaban de ira incontenible, tras escuchar que Carter la consideraba “un simple y estúpido amor de mocoso”, según la interpretación de la ojiverde]

    Carter: ¡Perdón! ¡Perdón! ¡Te ruego que…! No, mira… Te suplico me hagas el favor de explicarte que nunca jamás quise decir que… que… errr…

    [Y al llegar a este punto, el pobre Carter se embrolló con sus palabras, confuso a más no poder, cosa que le produjo a Shiera un acceso de carcajadas]

    Shiera: ¡HAHAHAHAHAHA! ¡Qué risa! Vaya, ni siquiera sabes aclararte tus sentimientos. En fin. No me importa. No te amo Carter, ¿entiendes?

    N

    O

     

    T

    E

     

    A

    M

    O

    tCJqyGJ.jpg

    Carter: Hum… Shiera…. No sé… Si me dejas… tener el honor de explicarte…. Errrr. Yo… yo….

    Shiera. ¡Jajajaja! Adiós Carter Hall. No vuelvas a acercarte a mí. Ni a mis niñas. Te deseo lo mejor con Arisya, pero nunca jamás te perdonaré que la engañes así. Me amas a mí. Lo puedo ver. Adiós y suerte con tu vida.

    wgN3AyM.jpg

    Carter: ¡Espera!

    Shiera: No. Adiós.

    Carter: Mañana te espero en el parque de las estatuas de Leona Matilde Bonadea y Kartès Heault, donde hace ocho años hicimos un pacto que yo respeté escrupulosamente. Yo entonces cedí a tu petición. Ahora te pido, te exijo que cedas a la mía. No podemos partir así nuestros caminos, Shiera.

    Shiera, harta de toda esta escena que le parecía tonta e imbécil, quiso terminar lo más pronto posible:

    Vale. ¿A las diez de la mañana?

    Carter: Hecho.

    z1zJh4L.jpg

    [Hawkgirl emprendió  un vuelo presuroso, para alejarse lo antes posible del lugar.

    cgrKn1L.jpg

    Carter aún permaneció ahí varios minutos, cavilando en la extraña escena.

    “¿Qué habrá visto Shiera en mis ojos? Ella tiene el poder de adentrarse en el interior de las personas; basta que fije su mirada en la de su interlocutor, y casi siempre acierta en descubrir lo que hay en el fondo de la persona con quien habla. Casi siempre…

    Quizá ha visto en mí el amor que nos une a Arisya y a mí, y lo confunde con otro sentimiento.

    No me extraña.

    Por más que yo he tratado de explicarme, de racionalizar, de comprender por qué estoy demente de amor por Arisya, no lo he logrado.

    Ya no es algo que me inquiete. Simplemente es un amor que dejo vivir, y expresarse, y florecer. Sí, florecer, porque sería necio el impedir que una flor abra la belleza de sus pétalos y lance sus perfumes al aire.

    Lo único que he sacado en claro, es que Arisya y yo hemos visitado al Más Allá, y hemos regresado de esos territorios de supremo misterio e incertidumbre por obra del amor.

    3EM2mwV.jpg

    Yo, Carter, descendiente de Khufu, porque en mí late la esperanza de derrotar al chacal Hath Seth, y descargarme de la eterna culpa que siento por no haber salvado a Shakhira. Y entonces, poder amar sin ninguna cortapisa. Es lo que percibo en este ciclo de mi existencia como Carter Hall:

    Que por fin podré vencer al chacal, desprenderme de la maldición, y amar, amar, amar como lo he anhelado vida tras vida, siglo tras siglo.

    Cuando pude hacer que Arisya reviviera, cuando todo mundo la daba por muerta, me dí cuenta del significado que tuvo la mirada de Arisya cuando clavó sus ojos en los míos.

    Fue la mirada de una recién nacida, inocente, pura, diáfana, cristalina. Fue como si ella abriera todos los poros de su piel a mi ser, a mi presencia. Literalmente, se fundió conmigo.

    dvvYCpQ.jpg

    Es algo que nadie entiende. Tampoco Shiera, aún cuando es tan visionaria y tan sabia.

    Debo quitarle a Shiera esa impresión tan equivoca que tiene.

    Y no debería extrañarme su reacción de fastidio cuando le quise aclarar que ella, Shiera, es parte de un dulce recuerdo de amor de juventud.

    OWwymMM.jpg

    Siempre entre los tres Halcones, ha habido, y parece que habrá, esta ambivalencia sentimental. A pesar de que amo a Arisya, algo en mí, una ráfaga irracional y estúpida de celos, se agitó cuando me enteré de los amoríos de Saskya Natalia.

    Di686uB.jpg

    La misma mordida de celos que nunca me abandonó del todo durante el noviazgo de Shiera con el pobre Stephen Saunders, y durante su breve matrimonio.

    En fin.

    Me siento fatigado, moralmente cansado.

    Ni siquiera después de una pelea mía contra algún meta-delincuente me siento tan cansado como acabo tras haber hablado con Shiera o Natalia.

    Mañana hablaré de esto con Hawkgirl. Ojalá terminen nuestras dudas e inquietudes mutuas.

    Aunque… Aunque…

    [Y asi, sin atreverse a formular una vaga pero intensa ansiedad, Carter se retiró.

    Ni él, ni Shiera, pudieron conciliar el sueño esa noche. Como una pequeña bola de nieve que acaba desencadenando una avalancha mortal, un presentimiento muy vivo de que algo andaba mal, sin precisar el qué, ni el cómo, ni el cuándo, atenazaba sus afligidos espíritus.

    ddi5Wr9.jpg

    Y por su parte, la normalmente vivaracha Saskya Natalia Thálakova, Hawkwoman, tampoco era ajena a ese insólito y angustiante presentimiento.

    OATxOTm.jpg

    Y así, al día siguiente, ni Shiera ni Carter estaban dispuestos a hablar de la enigmática inquietud. Ambos quería, como se dice, ponerle al presagio del mal tiempo, la mejor cara y actitud posible]

    24 de julio 2001. Parque comunitario de Dragon Valley.

    kXAHdew.jpg

    Shiera: ¡Hola Carter! ¿Descansaste bien? Tienes unas ojeras que…

    Carter: ¡Hum! Un descanso merecido y reparador, sí. Pero obviamente estuve pensando mucho en lo que ayer hablamos, en la cita que tuvimos aquí hace ocho años. En el pacto que entonces hicimos. Y en que, como era de esperarse, tuviste razón. Me hiciste entrar en razón. Te quiero mucho Shiera, es cierto que te sigo amando, pero se trata de un amor bien distinto a la pasión que me encendiste hace ocho años.

    Es más que un amor de hermano por su hermana. Más que un amor de un amigo por su más entrañable amiga. Pero es menos que el apasionado amor de un hombre por una mujer.

    Shiera: Está… está bien… Yo reflexioné mucho, anoche. Y has descrito perfectamente el sentimiento que yo tengo por ti. Te amo como a la niña de mis ojos, Carter. Más que a un hermano de sangre, pero menos que a un hombre. Te amo con una alegría abierta como el cielo sin nubes en el más hermoso y soleado de los días. Pero en ese amor hay un temor que nunca deja de presentarse.

    Por eso mismo… te reitero mi petición.

    Aléjate por siempre de mí, y de mis hijas. Me parte el corazón el ver mi vida futura sin ti zumbando tus alas alrededor mío. Pero es lo mejor.

    No quiero que atraigas la atención de criminales hacia mis hijas. Y es que… ¡puf! ¡qué difícil es hablar contigo!

    XbVyHeC.jpg

    Carter: ¿Sí?

    Shiera: Apenas le ajuste las cuentas a la desgraciada de la Buitressa, renunciaré a la identidad de Hawkgirl. Mi ciclo como Dama Halcón se ha cerrado. Quiero dedicarme a mis hijas y a mis trabajos de arqueología. Y quiero terminar con el duelo por Stephen, que en paz descanse.

    Carter: Una sabia decisión Shiera. Me alegro por ti.

    Shiera: Quiero la paz en mi vida. Una paz que se me ha escapado por entre las manos desde que asumí el manto de la Dama Halcón Del Bosque. Y además hay otra razón… Verás… Kendra Noelia tiene el mismo poder de mirar el fondo emocional y psicológico de las personas. Es muy avispada, le encanta escalar árboles, dice que sueña con águilas, dice que a menudo sueña que está volando… Y Ángela Ivonne, no sé si por imitar a su prima, o porque ya es algo que trae adentro, tiende a hacer lo mismo… ¿Comprendes?

    Carter: ¡OH! ¿Podría ser que una de ellas dos sea la próxima Hawkgirl?

    PkEjz5A.jpg

    Shiera: Estoy casi segura. Y al detenerme a pensar más a fondo… Me asusta… ¿Qué tal si ambas están llamadas a compartir las alas y el mazo de Hawkgirl? ¡Por eso quiero retirarme! Debo ver muy en claro lo que va a pasar con las dos niñas. Entrenarlas, prepararlas. Una dura tarea la que me espera.

    Carter: ¿Será? Solo dos veces en quinientos años ha ocurrido el que dos chicas compartan al mismo tiempo el manto de una Dama Halcón. Y únicamente ha ocurrido con las mujeres de la familia Del Bosque, nunca con las del linaje Thalys, como Natalia.

    Shiera: Exacto. Y hay además otro detalle, todavía más extraño, el cual me lleva a pensar que algo sumamente extraordinario va a suceder. Mi hermano Demetrio está con las niñas en un lugar muy lejos de aquí, mientras cierro y liquido el asunto de la Buitressa.

    ¡Siete cielos!

    Todavía me cuesta trabajo creer los que me dijo…

    Carter: ¿Están las niñas en peligro? ¿Qué pasa, pues?

    Shiera: Bien, más vale ir directo al punto. Hace cinco días Demetrio me llamó, como lo hace todas las noches para contarme cómo les va a él y a las niñas. Sucede que…. ¡Siete mil rayos!

    Carter: ¿Sí?

    Shiera: ¡Epa! Cesa de estar con tus “¿sí?” ¡Me fastidias!

    Carter: ¡Hey!

    Shiera: Perdón… perdón… es que… es increíble… ¡Siete mil rayos! Demetrio me contó que en sus visitas al parque de aquella ciudad (disculpa que no te diga cuál es, es un secreto de nosotros los Del Bosque y así permanecerá). Demetrio, muy quitado de la pena, me contó que él ha trabado amistad con… Leona Xiomara Bonadea…, y mis hijas, con la hija de Xiomara, una niñita rubia platinada quien se llama Leona Diótima.

    SlbfwSm.jpg

    Carter: ¡AAAAHHH! ¡POR TODOS LOS SIETE ÁNGELES DEL CIELO!

    Shiera: ¡Eso, eso! Historia breve de una larga historia: en sus idas al parque, Xiomara se acercó a preguntarle a Demetrio algunas cosillas, pues ella y su familia también están recién avecindados allá. Simpatizaron, y desde entonces, hace casi un mes, casi diario la niña Leona Diótima y mis hijas Kendra y Ángela juegan juntas, siendo ya grandes amigas. ¡Por eso, urge que te vayas de una vez a Graxos, y que no regreses acá nunca, si te es posible, Carter!

    Carter: Tú crees que pueda haber algo maléfico en la amistad de las niñas, de Demetrio tu hermano, con la señora Xiomara Bonadea y su hila Leona?

    R8wVwlI.jpg

    Shiera: No, no diría tanto. Pero sí es una especie de presagio, un oráculo de lo que puede pasar. Y el que ahora mismo estemos tú y to aquí, junto a las estatuas de la Dama del Lago Leona Matilde Bonadea, y tu antigua encarnación como su amante y luego esposo, el Hombre Halcón Heault… Es…. Es llamativo…

    Carter: ¡AHHH! Sí, sí, tienes razón. Debo partir a Graxos. Poner cientos de miles de kilómetros de espacio por medio. Y yo que creí que tu angustia se debía…

    Shiera: ¡Ja! ¡Ya sé a dónde vas! ¡No tengo celos de Arisya, Carter Hall! ¡No seas tan estúpido!

    [Al decir esto, de nuevo los verdes ojos de Shiera relampagueaban de ira, cosa que alarmó aun más a Carter. Sin atreverse a formular un incómodo pensamiento, Carter intuía que Shiera no creía en el amor de Hawkman hacia la bella Graxiana Zelda Arisya Rhrab.

    prcZEbC.jpg

    Pero ahora, enredado en la confusión por el hecho de saber que el destino había reunido al linaje de la Dama del Lago con el linaje de las Damas Halcón Del Bosque, Carter no atinaba a hilar un pensamiento coherente.

    De modo que, como consecuencia, Shiera seguiría creyendo a pie juntillas que en realidad Carter se casaba con la Linterna Verde Arisya como pretexto para escapar de su verdadero amor, quien era Shiera.

    Y aun más, a la ojiverde le indignaba que Carter no tuviera los arrestos ni la valentía para luchar por el amor de Shiera, y de paso, según ella, que Carter pudiera engañar de vil manera a Arisya Rhrab.

    Así que en medio de esa confusión, Carter ya no pudo explicar a Shiera las causas del enamoramiento del Hombre Halcón hacia Zelda Arisya, con lo cual quedó sembrada una infausta semilla que, a la postre, daría amargos frutos en el futuro.

    hpErvSz.jpg

    Porque, desgraciadamente, el malentendido entre Shiera y Carter así quedaría establecido durante años, envenenando, irremisiblemente, las relaciones entre los linajes Bonadea – Del Bosque – Rhrab – Thal- Hall.]

    Shiera, al ver que Carter nada respondía, sintió en su magnífico y noble corazón un sincero arrepentimiento por su arrebato:

    ¡Ups! ¡Perdóname Carter! Es que… tú deberías luchar por quien verdaderamente has amado…

    Carter: ¡Es precisamente lo que estoy haciendo! ¡Si supieras que mi amor por Arisya representa una diaria lucha!

    Shiera: ¿Qué dices? ¡Bueno, no me importa! ¡No! ¡Sí me importa! ¡Cállate de una vez y no me interrumpas!

    Carter: ¡Hay, si no he abierto el pico!

    Shiera: ¡Rayos, disculpa una vez más! ¡Puf! Mira, es necesario que acabemos con esto. Ya sabes que no tengo un buen carácter cada vez que visto las ropas de Hawkgirl. Me vuelvo mucho más intensa. Sé un poco caballeroso y tú también vístete con el ropaje de Hawkman, para estar en igualdad de condiciones, ¿okey? Ya casi terminamos…

    Carter: ¡Vale!

    bae6BnB.jpg

    Shiera, retomando el aliento en un evidente esfuerzo para recobrar el dominio de sus emociones. ¡Así era de intensamente pasional la hermosa chica de los ojos color esmeralda!

    “Bien, bien. Creo que tienes derecho a saber lo que te he contado sobre el cruce de caminos de mi familia y mis hijas con esas mujeres Bonadea, Xiomara y su hijita Leona Diótima. Haré lo mejor que pueda para que salga de esa relación algo muy bello, muy bueno para todos y todas nosotras. Además, tengo que hacerme cargo de preparar a mis hijas por lo que se les viene encima: ¡heredar el legado de Hawkgirl!”

    QpsC3Lv.jpg

    Carter: La verdadera súper-heroína no será la chica que viste el mazo y las alas, sino tú, Shiera Mariana Del Bosque  en tu papel de madre, educadora, amiga de tus hijas, arqueóloga de renombre. Tú eres la verdadera súper-heroína, Shiera, sin necesidad de ser la Dama Halcón. ¡Dame un abrazo!

    Shiera: ¡Oh sí! ¡Abrázame fuerte, fuerte, muy fuerte, mi amado Carter!

    [Y tras fundirse en un abrazo intenso, Shiera tomó con un intenso cariño las manos de Carter, y observándolo a los ojos, añadió]

    XIYYiWP.jpg

    “Ven a vernos cuando quieras, pero deja pasar unos poquitos años. Eres la niña de mis ojos. Siempre, siempre habrá un lugar para ti en mi corazón. Pero por ahora, y en los próximos días y años, debes respetar nuestras distancias. Una vez más, es lo mejor para todas y todos ¿Confías en mí?”

    Carter: ¡Sí, sí, y sí! ¡Qué rico es abrazarte, Shiera! Desde que te descubrí a lo lejos, cuando yo tenía diez años, te clavaste para siempre en mis ojos, los ojos que dices son tuyos.

    Shiera: Nunca olvidé esa mirada. Aun no la puedo descifrar. Quizá así es el destino que nos marca el Creador, un destino indescifrable. ¿Por qué, para qué? No lo sé. Solo sé que nuestras miradas, desde ese entonces, siendo ambos unos críos, han tejido y unido los hilos de nuestras vidas. ¿Pero qué te pasa? ¿Estás llorando?

    afcqkte.jpg

    Carter: Sí. Lloro. Déjame llorar mientras te miro de nuevo, como el niño que fui y que quedó atrapado por tus bellos ojos de esmeraldas….

    Shiera: ¡Oh, Carter! Yo…. Yo…

    [Y en el segundo exacto antes de que Shiera abriera sus labios para depositar un dulce y apasionado beso en la boca de Carter, el hombre pudo aclarar su vista, y dijo unas palabras que fueron como una puñalada para la hermosa ojiverde:

    “Gracias Shiera por haberme convencido de que podemos encontrar al amor en otra persona distinta de nuestro dramático Clan de los Halcones. Gracias a tus palabras, hallé ese camino en Arisya. Debo irme ya, querida Shiera. De hecho, quedé de estar por allá en Graxos desde hace varias horas, y ya sabes que los Graxianos se toman muy a mal los retardos. Y yo no soy precisamente el santo de la devoción del hermano y los papás de Arisya.

    Shiera: ¡OH! ¡Ay! Bien, bien, véte ya, y nunca más te atrevas a decirme que me amas. Esa palabra, “amor” solo se la debes a tu Arisya. Nunca jamás la palabra “amor” debe ser pronunciada a la ligera y sin saber las consecuencias en los sentimientos de otras personas. Adiós, querido Carter. Adiós o hasta dentro unos años, querido amigo. Porque, ¿si deseas ser mi amigo, verdad?

    JK1C19S.jpg

    Carter: ¡Sin ninguna duda! Al contrario de la canción de nuestra juventud “No esperes que sea solo tu amigo”, ahora puedo decir que “siempre espérame a mí, tu verdadero amigo”.

    Shiera: Ve, Carter. Y quédate tranquilo con el asunto de Buitressa. Diana, Natalia y yo acabaremos con esa miserable carroñera. Dame un beso y adiós”

    [Y así, después de prodigarse una intensa mirada mutua, mientras en sus caras se perfiló una sonrisa de honda alegría, Carter partió a Graxos IV.

    vufLIb0.jpg

    Ni Hawkgirl ni Hawkman sabían que era el postrer encuentro entre los dos, la última vez en sus vidas que se verían.

    Y así regresamos al día de la tragedia…

    AZmIMwc.jpg

    En ese infausto 26 de julio del año 2001, se cerraba el círculo maléfico de la tragedia ocasionada por la maldad pura de Buitressa y Perraverno, y las mezquindades y canalladas políticas de Jaque Mate]

    4X895YZ.jpg

    waG2rqg.jpg

    wlGqPkk.jpg

    PcdYC7R.jpg

    Y para empeorar la situación, el satánico Perraverno había hecho posible que su nueva aliada, Vanessa Kapatelis, la Cisne Plateada, escapara del Asilo-Prisión Arkham.

    7HB2WD8.jpg

    psthXKZ.jpg

    mMk4mZ9.jpg

    lp6O9Fi.jpg

    lPHmeAE.jpg

    yZWplP8.jpg

    Continuará pronto el cierre de este capítulo llamado "La Tragedia del Año 2001".

    ¡Muchas gracias por leer!

    ¡Cuídense mucho, por favor, amigas y amigos, amables lectores del mundo simmer!

    Happy Simming!

    Editado por CarterHall

      Share this post


      Link to post
      Compartir en otros sitios

      Publicado


      paparo escribió:tengo un problema estoy en este custom y quiero poner mi psp en un oficial,me descargo el eboot oficial el 6.60 y claro la psp me dice que no es necesario actualizar,hay alguna manera de saltarse ese chequeo de la psp y poder actualizar a uno oficial?
      gracias y saludos

        Share this post


        Link to post
        Compartir en otros sitios

        ¡Únete a la comunidad y participa!

        Necesitas ser miembro para poder comentar.

        Crea una cuenta

        Disfruta de todas las ventajas de ser miembro.


        Registrarse

        Inicia sesión

        ¿Ya eres miembro? Inicia sesión aquí.


        Iniciar sesión

        • Recientemente navegando   0 miembros

          No hay usuarios registrados viendo esta página.

        Uniendo Simmers desde 2005

        La comunidad Sim de habla hispana puede disfrutar en Actualidad Sims de un lugar donde divertirse y compartir experiencias en un ambiente familiar.

        Llevamos más de una década uniendo a Simmers de todo el mundo y colaborando en grandes proyectos.