Tutoriales

Foro

  1. Crear un Sim

    Consejos para mejorar a tus Sims.

    5
    posts
  2. Construcción y Decoración

    Mejora tus habilidades para construir y decorar junto con otros Simmers.

    189
    posts
  3. Fotografía

    Descubre las mejores técnicas para hacer fotos increíbles.

    499
    posts
  4. Grabación de vídeo y postproducción

    Adéntrate en el mundo de la grabación y edición de vídeo.

    77
    posts
  5. Contenido personalizado

    Espacio dedicado a la creación de descargas de Los Sims.

    419
    posts
  • Temas

  • Posts

    • DerrickGem
      Como crear un sim que deambula por tu casa! (Sims 3) (Mejor explicado)
      Привет всем! Класный у вас сайт!
      Что скажете по поводу этих новостей?:
      На шахте им.Дзержинского в Кузбассе взорвался метан http://techrize.ru/news/3962-na-shahte-imdzerzhinskogo-v-kuzbasse-vzorvalsya-metan.html
      http://techrize.ru/news/34744-rossiyu-ezhednevno-vmeshivaetsya-v-ukrainskie-vybory-poroshenko.html
      Ещё много интересного нашел тут: новости экономики России сегодня новороссия русская весна
      новости дня лента новостей
    • Malibu
      Legacy Nysus
      Ooooh, se suma alguien más! Qué alegría! Bienvenida y espero que te guste, y sí, es bastante buena onda Zelda!
    • Malibu
      Legacy Nysus
      Muchas gracias! Me alegra un montonazo que te guste como va progresando la historia!
    • Lucivx
      No aparecen los mods
      Tenia el mismo problema pero ya logre resolverlo. Simplemente borre la carpeta onlinethumbnailcache y funciono perfectamente :) 
    • ambrosiojdr
      (Sims 4) Legacy Ambrosio
      Capítulo 7: Nueve meses. Amelia Habían pasado 90 días desde el maravilloso incidente durante nuestra luna de miel. Pese a los mareos y nauseas, fueron unos tres meses de embarazo bastante tranquilos. Lo cierto es que estaba muy emocionada por el hecho de que dentro de poco me convertiría en mamá. Mi barriga había crecido lo suficiente para no dejarme entrar en mi antigua ropa, así que tuve que adquirir nueva. Además, volví a retomar la escritura después de haberla dejado abandona durante un tiempo, aunque Christian no me quitaba el ojo de encima, así que era bastante difícil concentrarse. —Cariño, estoy embarazada, no llevo una bomba atómica encima —le dije, un poco harta de tenerlo encima todo el día. —Lo hago por tu bien, tonta. Con esfuerzo y dedicación, conseguir vender un nuevo libro a la editorial. Estaba feliz porque mi carrera de escritora avanzaba adecuadamente. Y además, por fin Fibi tendría un nuevo compañero de juegos. No tardé en contárselo: —Adivina quién va a tener un hermanito, ¡ereees tú! —Miau. Con todo el lío del viaje, el otro día mientras limpiaba la maleta de Christian, encontré un objeto extraño que se trajo de Selvadorada. Le pregunté qué era, y me dijo que no tenía ni idea, que se lo encontró durante el recorrido y se lo quedó porque le pareció bonito. Fuimos a una casa de empeños a preguntar sobre su valor, y nos informaron de que su precio rondaba los 8 000 simoleones. No dudamos ni un segundo en venderlo, y con esa grandiosa cantidad de dinero, construimos una segunda planta. Esto le daría a nuestro futuro hijo o hija un cuarto propio y espacioso. Estabámos muy felices por la inversión, y todo gracias a Christian. Con lo que sobró, construimos un estudio de grabación para Christian. Ahora podría ser youtuber y compartir su arte en internet, esto le emocionaba bastante, ya que, desde hace bastante tiempo lo estaba esperando. Yo estaba muy feliz por él, que estaba haciendo realidad uno de sus sueños. Al poco tiempo, comenzó a grabar sus propios vídeos y a compartirlos. Un día cualquiera, invitó a un amigo suyo a casa. Pero lo de youtube le ocupaba tanto tiempo que no pudo bajar a hablar con él. Este cogió un libro cualquiera de la estantería para entretenerse, y acabó con un ejemplar de los míos entre sus manos. —Muy buen libro, me gustaría conocer a la autora. —Pues resulta que soy yo, —reí. —Oh, ¿en serio? No sabía que escribías, no me lo había comentado Christian. —Sí, ambos, escribimos. Hay un libro de Christian por ahí en la estantería, puedes echarle un vistazo si quieres, él ahora mismo baja —le propuse. —De acuerdo —me contestó. —Por cierto, me contó el otro día que ibais a ser padres — comenzó a decir — enhorabuena, debe ser increíble. —Sí, la verdad es que es muy bonito. —¿Ya sabéis el género? —preguntó con interés. —No…la verdad es que preferimos que sea una sorpresa. —Oh entiendo, Christian me comentó que quería que fuese niña. —Sí —reí — lleva un tiempo diciéndomelo a mí, aunque quién sabe, puede que sea un niño. —En ese caso, lo tirará a los cocodrilos —rió. —Sí, eso mismo me dijo el otro día… Al final, Christian estuvo tan ocupado que no bajó ni siquiera a saludar, así que Ramón tuvo que marcharse a casa, aunque al menos yo le di conversación para que no se aburriera. *Adjunto foto de Fibi durmiendo raro. Los meses siguieron avanzando, y cada vez se hacía más duro acudir al trabajo con aquel peso a mis espaldas. Las náuseas y mareos eran mayores, y cada vez tenía que ir al baño con más frecuencia, era duro, pero no podía dejar de trabajar, mi sueldo era fundamental para esta familia. Un día cualquiera, Christian se puso enfermo. Aunque rápidamente adquirió un medicamento, ya que sería bastante peligroso que me contagiara en mi estado. Cada vez estaba más volcado en su profesión, sus vídeos traían una cantidad de dinero importante a casa; a veces, mucho más que mis libros. Me encantaba verlo tan ilusionado con lo que estaba haciendo, al final, el sacrificio que hicimos mereció la pena. Al poco tiempo, yo también traje buenas noticias a casa. —Cariño, ¡me han ascendido a Escritora de relatos cortos! —¡Me alegro mucho, cariño! Te lo mereces por todo el esfuerzo que has hecho. —Gracias, mi amor. Por desgracia, los horarios que tenía ahora eran peores. Trabaja durante toda la tarde, así que volvía más cansada a casa que antes, para colmo llevaba una vida en mi interior. Era una situación algo insostenible, pero debía traer dinero a casa para que cuando el bebé naciera poder asumir todos los gastos. Además, mi nuevo puesto exigía nuevos conocimientos que no tenía, así que tuve que comenzar a estudiar sobre el tema. ¡Y por fin estaba en mi noveno mes de embarazo! Aquel día estaba preparando una tarta de chocolate porque había llegado el 30º cumpleaños de Christian. ¡Ya estaba hecho un viejo! Aunque no debía reírme, porque pronto también sería el mío. Fibi aprovechó que me fui a buscar a Christian para zamparse un poco de tarta. Era una glotona. Cuando llegó la hora de soplar las velas, decidió quedarse junto a la tarta, ¡lo que le gustaba robar el protagonismo a aquella gata no era ni medio normal! —¿Tienes algún propósito, cumpleañero? — le pregunté. —De momento, no morirme. —Ja-ja, qué gracioso eres. Rápidamente se sentó a comer su tarta, lo que le gustaba comer a este hombre era de otro mundo. —¿Está buena? —inquirí, expectante a su respuesta. —Mmm, pasable, has mejorado —respondió con la boca llena. —¿Tú no comes, preciosa? —¡Qué va! Ya estoy lo suficientemente gorda con el embarazo. —¡No digas tonterías! Para de obsesionarte con tu peso, es una estupidez, estás preciosa, como siempre. —Tonto —refunfuñé. Para terminar de celebrar su cumpleaños, fuimos al karaoke de la gran ciudad. Christian hizo una gran actuación, pero no pude verla porque tuve que salir corriendo al baño a hacer pis. Cosas de estar embarazada. Cuando llegamos a casa, estaba tan molida que me eché la siesta. Al pasar un rato, me despertó un intenso dolor en la barriga. Al principio me asusté, pero al poco me percaté de que podían ser contracciones. Me había puesto de parto. —¡CHRISTIAN! Fuimos corriendo al hospital, pero mientras yo intentaba mantener la calma pese al intenso dolor, Christian estaba completamente aterrado. Pero, ¿quién iba a parir? ¿Él o yo? Fui a recepción a registrarme. Por suerte, llegué la primera. Aunque la chica se puso a hablar por teléfono sin darle mucha importancia al hecho de que…¡estaba de parto! Me agobié un poco por la tardanza de la chica de recepción, pero intenté no perder la compostura, sólo tenía que tener un poco de paciencia y ya me pasarían. Después de unos largos cinco minutos de espera, pude pasar hacia el quirófano. Me puse la bata y me tumbé sobre la camilla. Estaba muy asustada, pero confié en que todo saliera bien. Al fin y al cabo, era normal, era una madre primeriza. Estuve sola durante un rato en aquella fría habitación, pensando en todas las maneras posibles de morir durante el parto. Cada minuto que pasaba, era peor que el anterior. Cuando por fin llegó el médico, me tranquilicé. Hicieron pasar a Christian, aunque no fue de mucha ayuda, estaba más asustado que yo. El dolor era cada vez más fuerte, pero traté de sopórtalo con todas mis fuerzas. —¡Ya veo la cabeza! —exclamó el médico. —¡Oh, dios mío! —gritó Christian, al borde del colapso. Y por fin, tras un arduo esfuerzo, nació un niño completamente sano, al que llamamos Axel. —Bienvenido al mundo, pequeño Axel —le dije a mi bebé mientras que lo sostenía entre mis brazos. Fue la sensación más increíble que había llegado a sentir en toda mi vida. Tras aquel duro parto, estaba agotada. Pero había merecido la pena; ya tenía a mi pequeño junto a mí. Al llegar a casa, colocamos la cuna en nuestra habitación, queríamos tenerlo lo más cerca posible para atender a todas sus necesidades. Era un niño increíblemente guapo, lo quería con todas mis fuerzas. Lo protegería durante toda su vida, para mí era lo más importante del mundo. Axel Ambrosio sería criado con amor en el hogar que juntos habíamos construido, nunca le faltaría nada, estaba segura de ello.   ¡Bueno! A pesar de los deseos de Christian ha sido un niño al final, aunque no le importa y lo ama con todo su corazón. Os prometo que no lo echará a los cocodrilos, Amelia se asegurará de que no haga locuras xddd Espero que el capítulo haya sido de vuestro agrado. Nos vemos en la próxima, bonitos.  

Uniendo Simmers desde 2005

La comunidad Sim de habla hispana puede disfrutar en Actualidad Sims de un lugar donde divertirse y compartir experiencias en un ambiente familiar.

Llevamos más de una década uniendo a Simmers de todo el mundo y colaborando en grandes proyectos.